El enfado

Todas esas puntas afiladas para protegerte. Eres frío como la pizarra, pero el sol puede calentarte. Querría poner un pie dentro de ti y no me atrevo. Quizás viéndote desde abajo, desde el suelo. Y me dejas entrar por un lateral, recogida. Es como nacer pero esta vez en vez de salir, entrando. Y dentro … Continuar leyendo El enfado

Anuncios